hola

Judas Priest

Firepower

Calificación: 9 / 10

Productor: Tom Allom, Andy Sneap
Sello: Columbia Records
Vocales: Rob Halford
Guitarras: Glenn Tipton, Richie Faulkner
Bajo: Ian Hill
Batería: Scott Travis
Lanzamiento: 9 de Marzo de 2018

Reseñar un disco de una banda que pertenece al panteón metalero mundial es una gran responsabilidad; por un lado hay que ser muy objetivo dejando fuera el fanatismo y por otro hay que tener cuidado de blasfemar, con estas simples consideraciones, asumimos la responsabilidad de reseñar “Firepower” el último trabajo de Judas Priest. Antes de escribir esta reseña, escuché el disco varias veces y confieso que me ha causado mucha tristeza pensar que esta puede ser la última participación de Glenn Tipton en un disco de Judas, como ya deben saber, el lanzamiento de este trabajo viene acompañado de la noticia del delicado estado de salud de Glenn.

Entrando en materia y sin contar con los álbumes producidos con Tim Owens (“Jugulator” 1997, y “Demolition” 2001) creo que nos encontramos con el mejor trabajo de Judas Priest desde el “Painkiller” de 1990. A su regreso en al año 2005, la carrera de Judas nunca volvió a engancharme, llegamos a pensar que jamás volverían a ser la banda con la que crecimos y que Halford jamás volvería a cantar como antes, incluso contábamos las horas para el anuncio de su retiro, esto, a raíz de sus presentaciones con bastón en algunos shows en vivo.

Pero….. ¿y “Redeemer Of Souls”?, ese fue un buen disco, en efecto, pero basta con comentar que en la producción de este trabajo contamos con Tom Allom y Andy Sneap para aclarar la gran diferencia entre “Firepower” y su antecesor, estamos hablando de niveles totalmente diferentes.

El disco inicia a toda velocidad con el homónimo “Firepower” marcada en todo momento por el juego de pedales, con un riff clásico y duro, Rob con la voz intacta y como será una buena costumbre en todas las pistas, Richie Faulkner, en un nivel que nos ha dejado con la boca abierta, su evolución técnica es impresionante, empezamos de la mejor manera, el título lo sugiere, estamos escuchando puro heavy metal.

El nivel sigue alto con “Lightning Strike”, que fue el sencillo  promocional del álbum, conquistó el mundo a la primera, riff pesados, coros pegadizos y épicos, a disfrutarlo en vivo, segunda canción y aún falta más.

Evil Never Dies”, aquí es cuando la producción de un disco hace la diferencia, es limpia y moderna, es todo lo que querrías de un álbum de Judas Priest, sonido clásico con producción actual, un tema con partes lentas y aplastantes. “Never The Heroes”  me regresó a “Defender Of The Faith” de 1984, un medio tiempo con un coro sencillo pero  muy adictivo que te mantiene enganchado durante todo el tema.

Volvemos a encender las alarmas con “Necromancer”, con un riff misterioso como del más allá, un tema duro y lleno de poder, sobretodo en la mitad de la canción donde encontramos también dos muy bien ejecutados solos, Halford cantando desde el infierno con esos chillidos agudos al final del tema.

El siguiente corte es “Children Of The Sun” con un riff al estilo de Metal God`s, es bastante relajado, la parte lenta prepara la entrada para las guitarras de Faulkner, las voces limpias de Rob quedan perfectas, el estribillo nuevamente es pegadizo.

Guardians” con hermosas notas de piano da paso a “Rising From Ruins” un tema que demuestra la madurez compositiva de la banda con notables y épicas armonías que crean una atmósfera dramática, las voces en la tonalidad más actual de Halford y un Faulkner en la mejor interpretación de toda su carrera, me atrevo a decir.

Flame Thrower“, es el tema relajado, hard rock, divertido, como tomado de la época del “Screaming For Vengance” de 1982, el estribillo es de lo más pegadizo de todo el álbum, es una canción que de entrada no me cuadraba, pero ya con las varias escuchas, resulta que es como la oveja negra del álbum, el hijo desobediente e irreverente. A continuación otro tema con observaciones, “Spectre”, un tema que de igual manera no convencía de entrada pero al momento en que las guitarras lo transforman en un tema épico, ya estuvo, las armonías que logran Glenn y Ritchie son maravillosas.

Traitors Gate“, es un temazo, un inicio lento que desemboca en un riff acelerado que es sin duda de la época “Painkiller” de 1990, la canción posee cambios de estado y de tiempos, el estribillo épico deberá ser aprovechado en las presentaciones en vivo, finalmente el trabajo en los platos de Scott Travis es alucinante.

La época de “Turbo” 1986, también está presente con “No Surrender” solo que ahora es un poco más pesada y heroica, esto puede deberse a las distorsiones actuales, que nuevamente se agradecen a la producción, increíble la voz de Rob, por él no pasan los años, por algo es un Metal God.

Para finalizar vienen, a mi modo de ver, los temas menos agraciados “Lone Wolf”, con riffs pesadones y con una oscuridad como si de Black Sabbath se tratara, lamentablemente no me llama la atención, creo que pudo descartarse sin afectar a todo el trabajo en conjunto y finalmente “Sea of Red” que es una balada, con voces limpias de hermosa interpretación y que a su vez, encaja a la perfección con los riffs de guitarra y los coros góticos.

Mis expectativas con “Firepower” fueron simples y realistas, esperaba que la banda pudiera superar a “Redeemer of Souls” de 2014 y vaya que lo lograron, es más, como ya se mencionó anteriormente, es lo mejor que han hecho desde “Painkiller”, en “Firepower”, que por supuesto es imposible compararlo con los clásicos, la mayoría de temas son espectaculares, se disfruta de principio a fin, la producción es excelente, aunque en ciertas canciones falta más creatividad para componer los riffs. Rob está en un momento increíble y Ritchie, ha resultado ser un gran reemplazo del muy querido K. K. Downing. En conclusión, estamos frente a un verdadero trabajo de Judas Priest, a disfrutarlo, que quien sabe, puede ser el último trabajo de la banda.

Formación Actual:

Calificación:

PARÁMETROS CALIFICACIÓN RESEÑA
PORTADA 1 0,5
CREATIVIDAD 2 1,5
EMOTIVIDAD 1 1
EJECUCIÓN 3 3
ENGANCHE 3 3
TOTAL 10 9

Gustavo Cruz
Rocknight

ROCKNIGHT © 2018. Todos los derechos reservados