70000 Tons Of Metal: “Somos las naciones unidas del metal sobre el mar”


70000 Tons Of Metal: “Somos las naciones unidas del metal sobre el mar”

 

Las vacaciones soñadas de todo aficionado al metal se llaman 70000 tons of metal. Imagina 60 bandas tocando 2 conciertos cada una durante cuatro días de crucero de lujo por el Caribe, tres mil metalheads provenientes de 75 países diferentes hablando el mismo idioma: el heavy metal, un intercambio cultural increíble y todos hermanados con un solo fin: disfrutar del metal y de una experiencia de backstage única en el mundo. Esa fue precisamente la idea de su fundador, el suizo Andy “The Skipper” Piller. Joven emprendedor metalero quien un día viendo pasar cruceros vacacionales desde su balcón, pensó que podía hacer un festival de metal de talla mundial dentro de un crucero. Trabajó 4 años presentando la idea a inversionistas y compañías de cruceros y finalmente en 2011 hizo su sueño realidad.

En esa primera edición el festival fue realizado a bordo del barco Majesty of the Seas que en ese momento tenía 70000 toneladas de peso, razón por la cual decidieron bautizar así al festival.

Más de 2000 fans asistieron a esa primera edición, 400 personas más eran bandas y gente de sellos discográficos, sumaron también 100 personas acreditadas de prensa de todo el planeta y 900 personas de staff del crucero. Un éxito absoluto que ha tenido ediciones anuales y que el 31 de Enero de 2019 tendrá su novena edición, la cual una vez más ha sido vendida en su totalidad (3000 tickets disponibles se acabaron inmediatamente), y que tendrá como destino principal las paradisiacas playas de Labadee en Haiti.

Será la cuarta edición a bordo del Independence of the Seas de Royal Caribbean el cual tiene un peso de mas de 150 mil toneladas y es uno de los 3 cruceros más grandes del mundo.

Este festival no es el único crucero lleno de Metal en el mundo. Luego del éxito obtenido por el 70000 tons of metal, muchas otras empresas han hecho otros cruceros, sin embargo, para la opinión de fans y prensa especializada, todos siguen coincidiendo en que aparte de ser el original y el mas grande, este es el mejor del mundo.

De los tres mil asistentes al evento hay muchos que repiten tres o más veces el crucero (Golden survivors), por lo que se ha convertido ya en una suerte de comunidad mundial que tiene su encuentro o su MetalCon en el crucero, pero no todo inicia cuando abordas el barco.

El miércoles, día anterior al abordaje, se desarrolla en las playas de Miami una fiesta enorme donde todos los asistentes nos reconocemos y volvemos a vernos y a brindar para comentar sobre lo que se va a vivir en el barco desde el siguiente día. Fiesta con banda en vivo incluida, algunos artistas de bandas del festival y las denominadas poolgirls, que son esculturales modelos en bikini de algunos países que como staff acompañan toda la travesía a bordo del barco. Por esto es importante llegar a Florida al menos un día antes del abordaje.

El jueves es el día en que zarpa el barco y hay que abordar. Luego de una rigurosa revisión en el puerto, a mediodía ya estas dentro del Independence of the seas, una verdadera ciudad flotante de 339 metros de largo y mas de 15 pisos de alto desde el nivel del mar. A esa hora ya está el restaurant buffet abierto para almorzar (Toda la comida está incluida dentro del ticket). Para esto ya habrás recibido tu cabina (hay cabinas para 2 personas, para 4, para 6 y mas) con baño, closet y refrigerador privados. A las 3pm aún en el Puerto Everglades de Fort Lauderdale, debes asistir a un simulacro de emergencia, y a las 5pm el barco zarpa y empiezan inmediatamente los shows en los escenarios interiores (Alhambra Theater, Studio B- Ice rink, y Pyramid Lounge). Los shows se desarrollan hasta el amanecer del siguiente día, de escenario en escenario vas armando según tus gustos tu agenda, y si alguna banda no te interesa puedes acudir al Labyrinth, un bar interno donde existe un karaoke rock en el que puedes demostrar tus dotes de cantante y en el que compartes micrófonos con algunos de los integrantes de las bandas que están en el cartel.

El viernes desde las 10am ya se inaugura el escenario principal (Pool Deck) en el que desde un jacuzzi puedes ver la presentación de las bandas. Normalmente aquí es donde se desarrollan los shows mas grandes y con las bandas mas importantes del evento por lo que toda la emoción, el sol y las cervezas están a la orden del dia. Los shows son durante todo el dia hasta la mañana siguiente, toda una odisea para los “survivors”. Muy temprano en la mañana también es deber ir a recoger tu ticket para la atención en la tienda de merchadising que durante el viernes entero atiende miles de turnos, vendiendo camisetas, gorras, chompas, camisas, material discográfico y mas para todos los concurrentes.

El sábado desembarcas en el destino principal para que disfrutes de la playa, de las excursiones dirigidas o simplemente descanses dentro del barco. Los restaurantes y las piscinas siguen funcionando normalmente con mucha menos gente y es cuando algunas bandas aprovechan para salir a disfrutar del sol en el último piso del crucero. A las 17h00 el barco vuelve a zarpar hacia ft Lauderdale y empiezan los shows nuevamente hasta las 6am del domingo.

El domingo es otro día lleno de shows, y a las 2pm Jeff Watters, líder de Annihilator, reúne a algunas de los artistas del festival para hacer un jamming de bandas clásicas. Este evento es muy promocionado desde el inicio y es ya un clásico dentro del festival, se llama “Jamming with Waters on international waters”. Esa noche termina el evento, cuando Skipper toma el micrófono para agradecer la asistencia y anunciar el próximo destino que visitara al año siguiente el festival.

El lunes vuelves a tierra y debes desembarcar temprano. Todos bajan súper tristes y es un momento de despedida y nostalgia por todo lo vivido.

Definitivamente la experiencia que viví dentro del 70000 tons of metal es muy diferente a lo que viví en el Wacken o en cualquier otro festival. Cada festival tiene sus pros y contras. En Wacken, por ejemplo puedes ver shows enormes con bandas súper grandes que por la capacidad del barco no puedes ver en 70000 tons of metal, pero en cambio las facilidades y comodidad del barco no pueden jamás compararse con la suerte de campamento scout que resulta siendo el festival alemán con lluvia, con servicios deficientes y carpas en vez de cabinas de lujo.

Para un buen amante del metal sin embargo es deber vivir ambas experiencias y poder disfrutar de lo más importante que es y siempre será, la música más hermosa y completa del mundo: el Heavy Metal.

 

 

Santiago Parra (Tomado de mis apuntes de la primera vez que asisti al festival en 2018)

Santiagoparra1980@gmail.com

 

 

 

 

ROCKNIGHT © 2018. Todos los derechos reservados